Rita, la "novia de verde" y Alberto, entre Arabia y España organizaron su boda en Molino de Zuacorta, Daimiel, con una informal, divertida y auténtica fiesta familiar, cero protocolos y mucha mano de obra de todos y cada uno de ellos, desde la decoración hasta la ceremonia o la música, de todo se encargaron amigos y familiares. Una novia guapa a rabiar vestida, de verde, por la maravillosa Raquel Ferreiro, peinada y maquillada por su gran amigo Emilio Ruiz Estilista, con zapatos (verdes, por supuesto y preciosos) de Kely & Salo y un ramo hecho por Floristeria San Antonio con mucho cariño. Un novio encantador y emocionado de Dolce and Gabbana. Damas de honor vestidas de blanco, que aquí se podía!! de Dolores Promesas con tocados de Arriaga. Regalos personalizados, espontaneidad y sobre todo mucho amor en cada rincón. Una fiesta con mayúsculas donde se lo pasaron pipa, porque estaban entre amigos, y se notaba. Al final, una vez más lo imrtantes es lo mismo de siempre, las emociones, robadas siempre. Gracias pareja querida por un día tan bonito. Por antes, por durante y por después ;)