Mi querida boda italiana. Diana, una bella española, y Marco, un italiano guapo, viven en Roma y allí quisieron celebrar su fiesta. Así que se trajeron a media familia, y a nosotros!! un avión, muchas burrata y tres días geniales paseando por una de las ciudades más bonitas del mundo, con ellos como guías de excepción. Es un regalo para un fotógrafo poder viajar haciendo lo que más le gusta, y para mi, mi primera boda italiana, ha sido genial. Una boda preciosa y divertida en plena Via Appia Antica, con una novia vestida por Yolan Cris, y un novio riendo todo el rato donde no pudimos disfrutar más. Gracias pareja por esta oportunidad maravillosa, por ese paseo genial y por dejarme compartir vuestra historia. Feliz vida., AMIGOS.